FANDOM


Sección Neo eXiles

"Cyberlox, la ciudad mas avanzada de la tierra 1047, cayó bajo el mando de la inteligencia artificial Rolox. Iron Star, la versión de Ivan Nikolev de esa realidad intentó viajar al pasado para evitarlo, pero terminó varado en el multiverso y uniendose a los Exiles, ahora que saben lo que quiere el hombre sin rostro, sospechan que tiene que ver su presencia con el ascenso de Rolox en esta realidad. "

RESUMEN

TRAMA

Iván Nikolev de la tierra 1047 no había tenido una vida tan trágica, como muchas de sus otras versiones. Era un chico amado y sus dos padres vivieron y siguieron juntos. La tragedia vino cuando su gen mutante se activó.

Era una tarde del colegio, tenía sólo 12 años, era la hora de deportes y sentía el estómago revuelto. Repentinamente, una energía rojiza comenzó a llenar su cuerpo, sus compañeros de práctica se asustaron, Iván prefirió correr, era un chico listo, había visto muchas noticias, por lo que sospechaba lo que le sucedía. Correr fue su mejor decisión, pues cuando la energía rojiza lleno todo su cuerpo. Una explosión fue la única forma de liberar toda esa fuerza que su inmaduro cuerpo no era capaz de contener. Veinte alumnos lesionados ese día, al menos ninguna muerta en su memoria. Iván era mutante y su vida estaba a punto de cambiar.

La batalla de los exiliados.

Parte 1. El niño pródigo.

LA ENTRADA

Tierra 1047. Ahora.

Phauna, Iron Star, Nightmare, Shaman, Claw y David Minor, habían llegado a las afueras de la ciudad.

Cyberlox - dijo Iván - finalmente. Cuando perdimos la guerra. Intenté viajar al pasado para corregir todo lo que había hecho, hice mal los cálculos y mi destino me llevó a los Exiles, pero, hay algo que debo confesar - había guardado su casco en el traje y todos miraron su rostro con sus luminosas gafas. - vista la batalla perdida. Huí, con terror por lo que Rolox había sido capaz de hacer, pero aquí estamos. Donde todo empezó para mí.

- Es una ciudad enorme - le dijo Phauna mirando a los alrededores. Estaban a centenas de metros de distancia y aún eran capaces de ver aquella majestuosidad. Cyberlox estaba levantada frente a ellos con diseños que ninguno había visto. Drones sobrevolaban las afueras. Por lo que era lógico seguir manteniendo la distancia.

- ¿cuál es el plan? - preguntó Brian en su clásico tono apresurado. Mientras David lo miraba dispuesto a seguirle sin importar cual fuera.

- Cuando vi al hombre sin rostro en el monitor - comenzó a decir Iván - estaba dentro de Cyberlox, no tengo la más remota idea, de que hace ese monstruo en mi ciudad. Pero lo va a pagar.

- ¿tienes alguna forma de entrar en la ciudad sin que todos esos robots nos detecten? - fue Rumsey el que preguntó, la cantidad de naves era impresionante, el lugar parecía una fortaleza.

- Si. Pero no va a ser fácil, - dijo Ivan - necesitamos desactivar la seguridad externa, con un protocolo secundario que está resguardado en un lugar oculto de la ciudad. Un núcleo de energía, que controla todo afuera, si nos hacemos de él. Nos servirá para muchas cosas. Pero, ya antes había intentado apagar a Rolox, estoy seguro que esta será nuestra misión más difícil hasta ahora.

- Andando entonces - dijo Phauna.

- Rx - Iron Star llamó a su pequeño robot, el cual salió a gran velocidad como era costumbre. - traza la ruta al búnker subterráneo. Necesitamos esquivar a todos los ojos de Rolox. ¿Algo que podamos hacer con tu sello? - preguntó Iván a Phauna.

- Lo he intentado antes - recordó Phauna - pero la magia no funciona con esos robots.

- Bueno, depende de nosotros querido amigo - dijo Iván a su pequeño robot esférico.

- A la orden señor - respondió Rx. -

Pasados unos minutos, los Nexiles avanzaban mirando a todas direcciones, miles de partículas, eran despedidas del cuerpo de David, pero en realidad no servían con seres inanimados. Danielle traía la piel negra y las garras de fuera. Caminaban lento y escondiéndose detrás de algunas rocas, que era lo único que había en ese árido lugar.

- Detectó la entrada - dijo Iván.

- Así es señor, sólo unos 100 metros de distancia. - le respondió Rx. Corrieron hacia el enorme muro, Iron Star y su robot, comenzaron a despedir delgadas líneas azuladas, estaban buscando.

- Debe estar por aquí - dijo el hombre de la armadura. De repente, el muro comenzó a vibrar y el suelo a temblar. Un agujero apartó a todos, mientras visualizaban unas escalinatas que viajaban hasta el subterráneo. - andando.

- ¿es seguro que esto se quede abierto? - preguntó Shaman al ver que la puerta secreta no se cerraba detrás de ellos.

- Puedo quedarme a hacer guardia - dijo la Chica garra.

- No, es mejor que permanecemos juntos - les indicó Iván - tuvimos mucha suerte, pero conozco a Rolox, no tardará mucho en darse cuenta y será mejor pelear juntos, así que andando. -

Phauna y Iron Star entraron dirigiendo a todos, seguidos por Shaman y Garra. Finalmente entró Nightmare. David sintió un extraño pulso en sus particular, y miró hacia atrás como buscando algo.

- ¿todo está bien? - le preguntó Brian.

- Si, sólo percibí algo por ahí, pero ya no está - le confesó. Ambos entraron al extraño bunker. Mientras una figura encapuchada los observaba cerca de ahí.

Tierra 1047. Antes.

Iván, el chico mutante estaba en crisis. Sus padres tuvieron que aceptar lo que era, pero el verdadero problema era, que una par de explosiones más trajeron catástrofes. Por suerte sucedieron lejos de la ciudad, en una casa de verano que tenían en el bosque, la cual terminó hecha añicos en la última explosión. Fue cuando recurrieron al profesor Xavier y su extraña escuela de jóvenes talentos. Pero no sirvió mucho. Su más grande científico había creado una habitación resistente a la radiación que emanaba el cuerpo de Iván. Pero la realidad es que no encontraron la forma de controlar su poder. El calvo profesor lo sometió a varias terapias telepáticas. Pero ninguna funcionó.

Fue hasta aquella tarde que contenido en su habitación. Una figura apareció en el portal y entró, portaba una armadura metálica. Iván sabía quién era, lo había visto en las noticias.


- ¿IronMan? - preguntó el chico. El héroe de inmediato, le mostró su rostro.

- Llámame Tony - le dijo saludándolo con su mano metálica.

- Es un honor señor - respondió Iván emocionado - he leído todo sobre usted. Sus avances en robótico, son increíbles.

- Xavier me dijo que eras un chico muy listo, y me refiero a que tus estudios arrojan que tienes un coeficiente intelectual bastante alto. - Iván no respondió y sólo se sonrojo. - te diré una cosa, creo que tengo una solución para tu problema, pero tendrás que venir conmigo.

- ¿qué hay de mis padres? - preguntó Iván.

Pero la realidad era que sus padres le tenían miedo. Y no querían saber más de él, en realidad nunca los volvería a ver y Tony Stark se convertiría en la figura más importante de su vida. Tampoco la escuela de Xavier sería relevante. Muchos años después se fundaría el escuadrón juvenil de NeoX , pero eso Iván jamás lo sabría. Su vida daba un giro enorme, y sólo por esa variación de su poder en esta realidad.

El subterráneo.

Ahora…

Caminaban por un largo pasillo, cada tanto en tanto, se detenían para que Iván y Rx verificaran si no había alguna trampa, pero extrañamente estaban a salvo. Cosa que comenzaba a darles mala espina.


- Ese robot del que tanto hablas - fue Rumsey quien rompió el silencio - ¿sigue sin detectarnos?

- Eso parece ser. Este lugar fue construido sin conocimiento de Rolox - confesó Iván quien seguía mirando alrededor - así que espero que todo continúe tranquilamente. Boom, un estruendo se escuchó en la entrada de aquel subterráneo, así como sonidos de que algo se acercaba a gran velocidad.

- Creo que hablé muy rápido - dijo Rumsey concentrando su energía.

- Reapers - dijo Iván casi en un susurro. Y de inmediato, fueron abordados por una docena de robots con formas esqueléticas y aladas, que llevaban largas guadaña con las que los comenzaron a atacar.

El caos comenzó, pero eran un equipo acostumbrado a eso, a cada dimensión que Iban, el silencio extremo sólo era la antesala para el caos. Pelearon, como siempre lo hacían, pero de pronto una veloz figura se les unió al combate. Aparentemente un hombre, encapuchado, con una clase de turbante y unos extraños lentes que no dejaban ninguna parte de su rostro descubierta. Sacó un par de largas dagas y comenzó a pelear contra un Reaper, las lanzaba con tal eficacia que daba justo en el punto para desactivar su sistema. Corría con una agilidad para volverlas a tomar y lanzarla de nuevo.


- Eso se me hace conocido - indicó David a su lupino amante, ya que parte de sus poderes le concedían gran memoria muscular de sus oponentes.

- ¿quien eres? - preguntó Iván asombrado, como si ya supiera la respuesta. Entonces el hombre corrió hacia el final del subterráneo y Iván lo siguió sin pensarlo dos veces.

- Déjenlos - ordenó Phauna como si entendiera la coordinación, ya habían acabado con seis reapers. De pronto el resto de sus enemigos quedaron suspendidos en el aire.

- No tenemos tiempo para esto - Rumsey brillaba en fuego rojo, estaba usando la porción de su fuerza Fénix nuevamente, para sorpresa del resto, menos Danielle que sonreía. Los reapers se hicieron añicos en un segundo. Un instante después, la energía ya había regresado a su cuerpo.

- andando - dijo el indio con una sonrisa, Garra lo siguió de inmediato. David y Brian se miraron, mientras Phauna fruncia el seño. Andando - dijo la líder.

Al fondo del subterráneo, había un gran muro de metal, el hombre extraño lo examinaba con sus manos. Iván había aparecido detrás de él.

- Detente. ¿Acaso eres...? - pero antes de que Iván pudiera soltar el nombre de la persona que tenía en mente. Rx los interrumpió.

- Está abierto - dijo el robot, mientras una puerta corrediza, comenzaba a abrirse frente a ellos.

Tierra 1047… Antes

Iván había crecido y con el tiempo, ayudaba a su mentor a crear una mejor versión de la armadura que lo protegía de las letales explosiones de energía. Con el tiempo y aprendizaje, Iván se hacía más independiente en sus diseños. Hasta que llegó a la adultez y Tony decidió que él podría hacer las cosas por sí mismo, sin necesitar más su ayuda. Fue hasta una ocasión en que acompañó a su mentor en una misión, en la cual fue de mucha ayuda.

- Eso fue brillante - le dijo Tony - las adaptaciones que le has hecho a tu armadura, para evitar explosiones de energía y canalizarla en el uso favorable de tus poderes mutantes, son increíbles.Es un honor que pienses así - contestaba Iván mientras sobrevolaban por una ciudad, orgulloso de las palabras de aquel hombre al que tanto admiraba. Pero ahora que eres un héroe, necesitas un nombre, los héroes necesitan un nombre. Y tu eres toda una estrella.

EL NUCLEO

Ahora…

Entraron a una enorme sala, una esfera de energía flotaba en el centro, cuatro estructuras posicionada en X la alimentaban de energía dándole un tono amarillo brillante. El resto de los Exiles había aparecido en el lugar, pero Iván sólo le ponía atención, al hombre frente a él.


- ¿quién eres y qué es lo que quieres? - fue Phauna la que le preguntó directamente

- ¿Tony? - preguntó Iván dudoso.

- Oh Dios mío. ¿Stark? - se dijo David Minor sorprendido, el resto de sus compañeros se miraron unos a los otros, confundidos.

- No - dijo finalmente el extraño, mientras liberaba su rostro de aquellos vendajes, mostrándose ante todos - Cozzetti - sentenció, mientras todos recordaban y asimilaban aquella vieja historia que Iron star, les había contado. El amigo de Ivan

- Creí que estabas...- dijo Iván como si se sintiera avergonzado.

- ¿muerto? - lo interrumpió Tony - soy como la hierba mala, esa nunca muere, - dijo mirando a los alrededores. Iván se había alegrado, quería correr y darle un abrazo, pero Tony lo sacó de sus pensamientos - desactiva las entradas de Cyberlox, anda, yo veré si no hay alguna otra sorpresa. - el hombre comenzó a caminar alrededor, jugueteando con una pequeña daga.

- Iván - le dijo Phauna - ¿es ese nuestro núcleo?

- Así es, correcto - respondió el hombre en la armadura.

Lo que siguió fue ellos junto a su robot, Rx, y todos esos recuerdos antes de perder a quien fue un padre para él. Iron Star, lo decidió justo después de su muerte. En su honor y porque siempre lo consideró su estrella.

Finalmente pudo desactivar aquel mecanismo y tomó el núcleo de energía en su mano izquierda. De pronto, una pequeña pieza metálica voló hacia Rx, lo que le provocó un corto circuito y lo hizo caer al suelo, se había apagado. Iván no pudo reaccionar, ya que una corriente de energía se había apoderado de su armadura, lo que le impedía moverse. El siguiente acto, fue una cúpula de energía que rodeó a los exiles, los hizo recibir potentes descargas eléctricas que los tiraron al suelo. El núcleo rodó por el suelo posándose a los pies de Tony Cozzetti, quien lo tomó en su mano derecha sonriente

- ¿fuiste tu? - preguntó Iván confundido - si estás enojado conmigo… lo entiendo - dijo Iván en un tartamudeo - pero deja ir a mis amigos.

- No es personal Iván. Es decisión unánime de los rebeldes de Cyberlox, no confiar en nadie que no haya pasado por los protocolos de confianza. Y aunque fuimos amigos, es muy raro ver que regreses de la nada, cuando te fuiste dejando a todos tus "viejos amigos", los abyss, a su propia suerte, ¿recuerdas? Les va a dar mucho gusto verte si es que sigues de nuestro lado, aunque si no, bueno, también les va a dar mucho gusto castigar la traición de alguien como tu.

- Detente - dijo Iván en un ruego con la energía que le quedaba

- No te resista viejo amigo, esto es tecnología Stark, algo que, lamento decir, nunca pudiste superar. Ahora duerme estrella, que esta batalla apenas comienza.

Continúa

LA BATALLA DE LOS EXILIADOS. PARTE 2 Un traidor entre nosotros.


OTROS

Notas

Galería

Anotaciones

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.