FANDOM


Foro Strikers

"Los Strikers regresan a la base con Esau junto a ellos, para descubrir a su nuevo miembro, Noctem."

RESUMEN

Un nuevo miembro se une al equipo: Noctem mientras los chicos regresan de su misión en Encuentros Peligrosos.

Devastator se encuentra molesto por cómo concluyó la misión anterior, ya que no pudieron destruir todo Madrid, por lo que se encierra en su habitación.

Cuando los chicos llegan, los jefes les presentan a Gabriel, su nuevo compañero, quien muestra una educación y modales que no son compartidos por el resto del equipo.

Trama

Esta trama forma la segunda parte de Corazones Obscuros. Y tiene lugar tras Encuentros Peligrosos.


La primera vez que visitó Nueva York fue el día en el que se unió a la Escuela Xavier. En el día de hoy, y después de varios meses ausente, volvía a la ciudad que significaba soledad. Con una media sonrisa no pudo evitar las equivalencias, aunque de una forma ruinosa y decadente, con el Instituto. Cierto es que, mientras que el hogar de la Patrulla tenía un gran lago cristalino, éste se refugiaba en un pantano cenagoso. Pero algo, en todo aquello, le recordaba a la Escuela.

Con paso ligero se dirigió a la puerta de entrada. Una verja de metal le cerraba el paso. Echó un vistazo, y después de observar que no había telefonillo, y que las enormes lanzas de hierro relucían con un brillo peligroso, se resignó a teleportarse desde la sombra del muro.

La, ya familiar pero no por ello menos aterradora, sensación de caer por un pozo de brea, lenta pero a la vez fugazmente, le envolvió. En un segundo se hallaba al otro lado de la verja. Recolocándose el sombrero, y tomando su bolsa de viaje al hombro, fue, esta vez sí, hasta la puerta de entrada de la mansión.

Al llegar allí no tuvo problemas para entrar pues en el mismo sobre de las fotos y de la dirección había una copia de una llave, más parecida a la de una cerradura de alta seguridad que a la de una mansión señorial.

Gabriel no pudo dejar de preguntarse cómo los inquilinos habituales acostumbrarían a pasar la verja, y por qué aquel hombre no le había dado más que un copia de la llave y no de la valla de seguridad. Abrió sin mayor problema y no se sorprendió demasiado de ver el fuerte contraste entre la suciedad de fuera y el lujo de dentro. Miró a ambos lados del recibidor y afinó el oído. No parecía que nadie estuviese en la casa, aunque no podía asegurarlo, dado que la mansión era grande y lo suficiente amplia como para que no se escuchase si se hallasen arriba, o, como no tardó en pensar, abajo. Si esta mansión se parecía en algo más a la de Xavier, puede que tuviesen una "Sala de Peligro".

— ¡Buonanotte! ¿Hay alguien en el palazzo? ¿Hay alguien en casa? —preguntó a viva voz con su característico acento italiano.


Al no escuchar respuesta se asomó[1] por una de las puertas, y vio una habitación que podía ser la cocina. Tenía tanta sed, y estaba tan cansado de todo aquel juego de grupos, mutantes, héroes y villanos, que actuando al margen de sus refinados modales decidió que, ya que iba a vivir los dos próximos meses allí, bien podía coger un vaso de agua o incluso un zumo.


El ensordecedor sonido de cierta vibración hacía clara la llegada, de los habitantes, en el jet.

Devastation: ¡Todos son estúpidos! ¡Podíamos regresar sin ayuda de los estúpidos jefes!


Devastation da un salto, antes de que la nave termine de bajar, y avanza, dejando pedazos de hielo a cada paso, mientras se mete rápidamente en su habitación y sellando la puerta trás de él.

Voz Masculina: Ese no es el comportamiento apro…

Devastation: ¡Ya cállate, estúpido!


Devs lanza una ola de fuego que derrite la diminuta conexión de la bocina[2] de donde provenía la voz, y, aunque en la casa hay muchísimas más, dejan en paz al perturbado chico.

Voz Masculina: Los que no tengan algo que reprochar, por favor, pasen. Tenemos invitados.


Revenge: ¿Y los que tenemos algo que reprochar, qué hacemos, vocecita de pacotilla? Sal a la luz de una vez y haznos callar.

Esau: Revenge, calma. Aunque tienes razón. Por qué no salís de una vez.

Voz Masculina: Nosotros somos los que mandamos, los que ordenamos, ¡¿entendido?! —Una descarga eléctrica salió del suelo de la habitación haciendo que todos cayeran de rodillas.

Voz Femenina: ¿Creíais en serio que la casa no tenía defensas para posibles amotinamientos? Ilusos. ¡Ja, ja, ja!

Voz Masculina: Pasad de una vez al salón, hay alguien a quien os tenemos que presentar.


Todos salvo Devastation entraron al salón, donde les esperaba la figura de un nuevo aliado.


— No me seguirán tratando con a un criado. Iré a mi habitación y espero que hayan cumplido su parte del trato —dice Esau.


Sin más, Esau sube a su habitación, donde se encuentra una carpeta de notas y un pequeño artefacto con base de metal.

De la luna del espejo, en el ropero de Esau, aparecen las sombras de los jefes.

Voz Masculina: Señor Minor, no puedo evitar preguntarme a dónde demonios piensa ir.

— ¿Es de su incumbencia? Yo les dije que aunque me costara la vida les daría la localización de esa base y conseguirían la información necesaria, y, de hecho, yo aun iré a visitar a la otra compradora, la que mejor pagará. A cambio de todo esto, ustedes me darían los apuntes del antídoto para mi enfermedad, y no solo eso, también la llave que me quitará este cinturón, que les permite controlarme.

Voz Femenina: No puedo evitar preguntarme cómo logró sobrevivir sin su medicina esos dias. ¿Qué tenias planeado?

— ¡¿Planeado?! ¡Nada! Esos tipos me querían en una condición óptima para transformarme en cíborg, así que me hicieron estudios y estudiaron la fórmula del antídoto que había en mi cinturón. Me la suministraban cada poco tiempo. Además…ellos me revelaron lo que también nos estáis haciendo con esos cinturones vuestros.

Voz Femenina: Interesante, niño. ¿Y qué se supone que os estamos haciendo?

— Sus cinturones nos inyectan una toxina y, al mismo tiempo, un antídoto para esta. Además, ustedes nos vigilan las 24 horas. Si hacemos algo que no les gusta, el antídoto dejaría de inyectarse, infectándonos y torturándonos desde dentro. Así que… —Esau toma el pequeño artefacto de metal, lo pone en el cinturón y este se cae.— …Yo me largo de aquí.


Esau comienza a empacar las cosas, tomando las notas y guardándolas.

Voz Femenina: Señor, tal vez haya algo que no le dijeron: Además de su medicina, la fórmula que usted mismo se suministraba contenía un virus que destruirá sus células. Una especie de cáncer que si no usa el brazalete en su brazo, que segrega radiación, lo matará en horas…

Voz Masculina: Usted pidió la fórmula contra el virus de su madre, y eso le hemos dado[3]


Esau lanza al maleta contra el espejo rompiéndolo.

Voz Femenina: Cálmese. Le daremos la nueva fórmula que le hará purificar todo su sistema en cuanto venda esos planos y haga dos misiones más. …Dígame, ¿de verdad se retiraría ahora? Sé que odia a lo humanos, pero ¿y a los mutantes? Usted les dio a esos tipos la fórmula de su virus. Piense si lo usaran sobre más mutantes. Ayúdenos a acabar con la competencia.


Esau recuerda el disco de información que no le había dado a nadie y en si alguien más tenía copias de esos datos.

Esau: Sin trucos. No quiero que las armas que les dimos se usen en humanos.

Voces: Ok. Ahora ya no tendrá que usar el cinturón, solo el brazalete. Baje de inmediato a la junta.


Acababa de terminar la cena que se había preparado, después de beber agua en abundancia. Sabía que no era muy educado por su parte haberse tomado esas libertades, y si su nonno hubiese estado presente se lo hubiese hecho notar. Sin embargo, su nonno no estaba allí, hacía meses que no estaba en ninguna parte. Y si a él, al, por lo general extremadamente educado y cortés Gabriel, se le habían quitado las ganas de mantener toda esa educación y buen hacer, era por su culpa. No era agradable dejar un sitio, en el que acabas de acomodarte, para ir por todo el mundo a buscar a alguien a quien quieres y crees en peligro, para después verlo en unas fotografías con dos exuberantes mujeres.

Inmerso en esos pensamientos, escuchó como la puerta se abría junto a unas voces bastante escandalosas, así como un zumbido y un posterior olorcillo a quemado que salía de la casa, más o menos cerca de donde él se hallaba. Cuando hubo dejado los platos en el lavavajillas, se dirigió hacia aquellos ruidos.

No le había dado tiempo a salir de la cocina, cuando vio varias figuras acercándose hacia donde él estaba. Se quedó allí, en pie bajo el marco de la puerta, y con voz afable, aunque cansada, les dio la bienvenida.

Buonanotte, signore e signori[4]. Mi nome es Gabriel, y trabajaré con ustedes durante unos meses.


Se acercó hacia las damas del grupo y con una ligera inclinación besó sus manos. Acto seguido, uno por uno ofreció su mano a los hombres para estrechársela.


Los chicos miraron al nuevo con cierta desconfianza, si así se puede decir. Aunque Darsila se veía bastante feliz con la cortesía del joven. Darsila, como siempre, imponía una apariencia de poca importancia hacia el mutante, pero aun así, ciertamente no le había dado[5] una mala impresión.

Voz Masculina: Es bueno saber que ya se presentó. A continuación nombraremos a sus "compañeros", así como sus "cualidades", para que sepa la dinámica del equipo y se acople lo antes[6] posible. De izquierda a derecha: Revenge, quien tiene la capacidad de transmutar su cuerpo hasta transformarse en una bestia de agilidad y fuerza envidiables. Como comentario, joven, tenga cuidado con su temperamento y…sus hábitos alimenticios —Gabriel mira de reojo a Revenge, mientras ve varias manchas de sangre en él, entendiendo el concepto y guardándose cierto sentimiento de asco.— Esau. Cuenta con el poder de almacenar energía cinética, amplificando sus capacidades físicas, además de un factor de recuperación. Ciertamente es la base del equipo. Llegando a las damas podrá ver a la joven que resalta por su físico. Su nombre clave es Darsila, y ella cuenta con la proyección de campos de energía y la detección de firmas de energía a ciertos rangos —Gabriel cruza su mirada con Darsila, pero continúa para ver a la última que se encontraba cerca de la entrada— ¡Ah! Ella es Fangoria, una jovencita espléndida, aunque ligeramente más joven que los demás. No se deje llevar por su apariencia…o mejor sí, dado que ella si gusta de verse acorde a su poder, que consiste en manejar los temores ajenos y hacerlos "realidad". Una experiencia nada grata —Gabriel enfoca su mirada y siente algo extraño, pues ciertamente sus poderes pueden tener aplicaciones semejantes, y eso le asusta.

Esau: Y el otro…

Voz Masculina: Claro. No olvidaba al otro. Verá, uno de nuestros integrantes se encuentra en su cuarto en este momento. Notará, después, que no todos tienen la cortesía y madurez con la que usted cuenta. Su nombre clave es "Devastation". Su poder consiste en[7] el control ambiental, y bueno, al igual que Fangoria, su nombre explica bastante.

Gabriel: Piacere di conosce…[8]

Voz Femenina: …Joven, sabemos que le da gusto conocerlos, pero sería mejor que los deje descansar, ya que acaban de regresar de una misión. Al igual que ustedes podrán charlar con él mañana. Siento la rigidez, pero ya tendrán más tiempo para conversar. Buenas noches a todos. ¡Ah!, y Carlos.

Carlos: ¿Sí, señora?

Voz Femenina: Por favor, entrega a Gabriel su uniforme y cuarto para que deje sus cosas.

Carlos: Con gusto. Por aquí, joven.


Gabriel, algo consternado por la conversación, sube las escaleras para ser dirigido a su cuarto. Mientras, los demás, si bien también dan importancia al asunto, parece preocuparles más su descanso.

OTROS

Notas

  • Esta trama fue publicada a continuación de Corazones Obscuros - Parte 1. Se han separado para poder colocarlas cronológicamente.
  • Esta trama fue publiada originalmente en elforo.de/neox:
  • La trama Corazones Obscuros sería iniciada en elforo.de/neox, y copiada por Loganblack a Creatuforo. Un timpo más tarde se volvería a escribir en ella, finalizandola.
  • Parece que el hecho de que continuaran publicando en una trama anterior fue un problema de no cerrar el tema, suponiendo un error para los usuarios.

Anotaciones

  1. ^ "y después de asomarse a" en el original.
  2. ^ Altavoz.
  3. ^ 😈
  4. ^ "Buonna notte, signores y signorinas" en el original.
  5. ^ "dejado" en el original.
  6. ^ "más rápido" en el original.
  7. ^ "aplica" en el original
  8. ^ "Mutto gusto en…" en el original.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.